Presiona "Enter" para comenzar tu búsqueda

5 trucos para evitar el síndrome postvacacional

  • 14 septiembre 2017

Volver a la rutina diaria tras unos días de descanso durante las vacaciones de verano nos puede hacer sentir tristeza o malestar. En general, suele tratarse de algo pasajero y que desaparece pasado unos días. Hablamos del síndrome postvacacional.

Descarga nuestra guía gratuita: Las áreas de la psicología y la aplicación de las nuevas tecnologías

El síndrome postvacacional se puede definir como una dificultad para adaptarse a la vida activa, es decir, a la vida que tenemos fuera de los periodos de vacaciones. Cuando se pasa de las vacaciones a la rutina, se produce un cambio que se debe gestionar correctamente, se pasa del relax, de la flexibilidad con los horarios, de levantarse tarde, a tener que madrugar y rendir en el trabajo.

 

¿Cómo prevenir el síndrome post vacacional?

Para evitarlo debemos recordar que somos humanos y que no podemos hacer muchas tareas de golpe y en el mismo días. Algunos trucos que puedes seguir para evitar el síndrome tras tus vacaciones son los siguientes:

  • Planifica tu tiempo. El primer día de trabajo no vas a poder hacer todas las tareas pendientes, así que lo primero que tendrá que hacer es priorizarlas y elaborar una planificación. Cada tarea tendrá un momento y un día determinado para hacerla.
  • Apúntate a la vida sana. Comer en base a una dieta saludable y hacer deporte te puede ayudar a adaptarte a tu rutina de nuevo con más optimismo. Elabora semanalmente tu dieta pensando en lo que vas a comer cada día, de esta forma te resultará más fácil hacer la compra y saber lo que vas a comer cada día.
  • ¿Y si empiezas a pensar en las siguientes vacaciones? Empezar a planificar una escapada, aunque sea de un fin de semana, te animará a tomarte la vuelta al trabajo de otra forma. También puedes planificar una actividad agradable y que te motive como ir a cenar a ese nuevo restaurante que tanto te apetece conocer, ver el último estreno en el cine o apuntarte a clases de pintura.
  • Empieza tu rutina de forma gradual. Para no entrar de forma abrupta en la rutina diaria puedes empezar con la rutina unos días antes de incorporarte al trabajo. Levántate antes, no trasnoches, vuelve unos días antes de vacaciones. Se trata de cuidar los hábitos de sueño y de respetar las horas de descanso.
  • Utiliza técnicas de relajación. La meditación y otras técnicas de relajación te pueden ayudar a tomarte la situación de una forma más positiva y a estar tranquilo hasta que superes esos primeros días.

 

Muchos expertos se cuestionan la existencia real del síndrome postvacacional ya que se considera que es solo un efecto de la sociedad en la que vivimos, puesto que se asocia el  trabajo o la rutina con algo negativo y que hacemos de forma obligada. Las personas a las que les gusta su trabajo y lo consideran como algo creativo y con sentido, no sienten el síndrome postvacacional.

Por lo tanto, se trata de una cuestión de actitud hacia nuestra vida, de ver las cosas de forma positiva y de aprender de cada situación.

 

CTA - Areas de la psicologia