Presiona "Enter" para comenzar tu búsqueda

El 57% de los universitarios afirma haber sido víctima de ciberacoso por su pareja, un 47% haber acosado a su pareja por móvil y un 14% por Internet

  • 16 mayo 2017

Según diversos estudios recogidos por el experto de la VIU en su informe sobre “Relaciones de pareja en la adolescencia orientadas al daño psicológico”

  • Las mujeres son las que ejercen un mayor control online sobre la pareja y mayor violencia de tipo psicológico offline, mientras que los hombres perpetran mayor agresión directa online
  • Las TIC son parte consustancial de las relaciones entre los jóvenes y de las relaciones íntimas en particular
  • La clave de la intervención está en la educación, haciendo especial hincapié en programas preventivos

Valencia (16-05-2017). El 57% de los universitarios afirma haber sido víctima de ciberacoso por su pareja a través del móvil, un 47% haber acosado a su pareja por móvil y un 14% por Internet, según se desprende de una muestra realizada a universitarios españoles recogida en diversos estudios analizados por Víctor Villanueva Blasco, profesor colaborador del Grado de Psicología de La Universidad Internacional de Valencia (VIU).

Otros datos recogidos en los estudios y que cabe destacar es que “son las mujeres quienes ejercen un mayor control online sobre la pareja y una violencia de tipo psicológico offline, mientras que los hombres perpetran más agresión directa online. Respecto a los pensamientos y creencias acerca de la violencia, los hombres lo justifican cuando actúan de forma agresiva en defensa propia y las mujeres como consecuencia de momentos intensos de emotividad tipo rabia o ira”.

Para Víctor Villanueva, “las relaciones en la era de Internet se convierten en uniones donde el individuo se pierde y no existen los valores, por lo que somos más vulnerables y superficiales, puesto que importa más la imagen que podemos ofrecer que la realidad de la propia relación”.

Además, el experto de la VIU ha resaltado que “las redes sociales permiten la interacción social de manera anónima, facilitando la creación de nuevas identidades con las que el usuario experimenta para proyectar la imagen que desea ofrecer’’. De este modo, tal como señalan diversos autores de referencia, estas “identidades virtuales” pueden ser utilizadas para ejercer conductas de acoso al finalizar la relación de pareja. Esta nueva vía también sirve para la expresión de nuevas formas de violencia como es el caso del «sexting» (difusión de imágenes de contenido sexual o erótico), el «grooming» (acoso sexual a menores) o el ciberacoso, entre otras.

Según el experto de la VIU, “las TIC son parte consustancial de las relaciones entre los jóvenes, y las redes sociales son espacios virtuales donde se representa lo aprendido en los contextos primarios de socialización, donde en ocasiones, el anonimato ofrece amparo para expresar conductas agresivas sobre las que en el offline suelen aplicarse mecanismos de control”. Esto lleva a que en las relaciones íntimas en particular, sean más susceptibles de ser controlados y víctimas de algún tipo de agresión por sus parejas o exparejas. “En todo caso -ha resaltado-, el problema no reside tanto en las nuevas tecnologías como en los discursos o comportamientos que se expresan a través de éstas”.

En este sentido, Villanueva ha explicado que “los estudios analizados señalan que están aumentando dinámicas basadas en el ejercicio del control y dominación en las relaciones, lo que puede llevar a conductas celotípicas y actitudes posesivas y, en ocasiones, se observan procesos de manipulación y aislamiento de tipo emocional y social de la pareja. Estas conductas siguen teniendo por objeto el control de la relación de pareja y la satisfacción de actitudes posesivas”.

El experto de la VIU ha destacado que “la clave de la intervención está en la educación. Las actitudes y creencias favorables a la violencia pueden irse modificando a lo largo de la infancia y adolescencia bajo determinadas condiciones de intervención familiar, escolar y social, por lo que se consideran un aspecto central de los programas preventivos”.

Formación para la prevención e intervención en la violencia de género

Dada la importancia de las TIC y de la problemática de la violencia de género en la actualidad, la VIU ha puesto en marcha un Máster en Prevención e Intervención en Violencia de Género que responde a una necesidad social que demanda profesionales especializados en la prevención de esta problemática y en la atención de las víctimas de violencia de género.