Presiona "Enter" para comenzar tu búsqueda

¿Cómo lograr nuestras metas con inteligencia intrapersonal?

  • 12 febrero

La palabra que mejor define la inteligencia intrapersonal es la autocomprensión.  Está basada en el conocimiento que tenemos de nuestra vida emocional y nuestros sentimientos.  No es sólo la capacidad de conocerse a uno mismo y de reconocer esas emociones como nuestras sino también de utilizarlas como medio de interpretar y orientar nuestra conducta.

La inteligencia, como palabra, tiene su origen en el latín, y su raíz más determinante la forman: intus (“entre”) y legere (“escoger”). Es, por tanto, la facultad de saber escoger. En relación a la inteligencia intrapersonal, podríamos entenderla como la capacidad de elegir el mejor camino para conocernos e integrar nuestras emociones de una manera más sana.

Dicho de otro modo, la inteligencia intrapersonal ayuda a que cada persona reconozca cómo es en realidad y qué es lo que desea. Así, un mayor autoconocimiento nos permitirá ver con más claridad nuestras metas más sinceras y poder orientar la conducta hacia ellas. Para nuestro desarrollo laboral es una gran herramienta porque nos permite tener más conciencia de los objetivos profesionales más honestos que nos gustaría alcanzar.

 

Descarga gratis nuestro ebook:

 

La inteligencia intrapersonal dentro de las inteligencias múltiples

La inteligencia intrapersonal es uno de los componentes de las inteligencias múltiples, concepto acuñado por Howard Gardner para definir la inteligencia como una red de conjuntos autónomos pero relacionados entre sí.

De todos los modelos de inteligencia, con la que se pueden establecer más vínculos es con la inteligencia interpersonal, que tiene como base comprender, relacionarse y trabajar con los demás, mientras que la intrapersonal, como estamos viendo, trabaja con uno mismo. Pero, realmente, como individuos sociales, es normal tener una mezcla de componentes interpersonales e intrapersonales. El sentido de uno mismo es una de las cualidades que nos identifican y forman nuestra identidad, social y privada.

 

Las características de la inteligencia intrapersonal.

Podemos establecer que una persona con inteligencia intrapersonal tiene estas características:

  • Tienen una autoestima saludable, siendo capaces de reconocer y evaluar sus cualidades y defectos.
  • Es muy consciente del presente, de cómo es, de lo que tiene y hacia donde desea ir. Cuando se marcan metas son conscientes de la realidad, de ahí que definen objetivos que (aunque puedan ser ambiciosos) sean realizables.
  • Es capaz de dominar sus emociones y adecuarlas a las necesidades que tenga o a la situación en las que se encuentre. Puede regular y controlar mejor el estrés y ofrecer mayor resistencia a las situaciones negativas.

¿Cómo se puede mejorar la inteligencia intrapersonal?

Para ser capaz de identificar mejor las emociones, una de las conductas más adecuadas es la meditación. La meditación y la reflexión son muy buenas aliadas para aumentar el autoconocimiento y desarrollar la inteligencia intrapersonal.

El desarrollo de esta inteligencia requiere mucho tiempo y trabajo. Es necesario someterse con frecuencia a una introspección para evaluar y reconducir nuestras emociones.  Es muy complicado sustituir conductas y hábitos arraigados en nuestra conciencia. Se requiere exhibir mucha disciplina personal y dar lo mejor de uno mismo.

Además de incluir el hábito de meditar en nuestra vida, los especialistas apuestan por  estos consejos.

  • Anotar las emociones que experimentamos y que nos causan más insatisfacción. Esto puede servir de guía para revisarlas y comprobar si hemos avanzado en el control de las mismas.
  • Reconocer nuestros “fallos”, identificarlos y proponer pautas para mejorarlos.
  • Marcarse objetivos realistas, a corto o medio plazo. Logros que, por pequeños que sean, nos hagan sentir más realizados, con más autoestima y que nos den confianza para seguir avanzando.

 

liderazo_empresarial