Defensor Universitario

Las Normas de Organización y Funcionamiento de la Universitat Internacional Valenciana, en su firme compromiso con la mejora de la calidad, contemplan en sus artículos 13.4 g) y 26 la figura del Defensor Universitario como un órgano independiente, para la defensa y tutela de los derechos, libertades e intereses legítimos de los miembros de la Comunidad Universitaria ante los diferentes órganos y servicios universitarios (enlace).

Por otra parte, la Ley Orgánica 6/2001, de 21 de diciembre, de Universidades prevé en su Disposición Transitoria Decimocuarta la creación de la figura del Defensor Universitario como órgano existente en las universidades españolas.

El Defensor Universitario vela por el respeto  de los derechos y libertades de los profesores, estudiantes y personal de administración y servicios, ante las actuaciones de los diferentes órganos y servicios universitarios.

Las  actuaciones del Defensor Universitario no están  sometidas a  mandato imperativo de ninguna instancia universitaria y se inspirarán en los principios del Código Ético de la International Ombudsman Association, a saber:

Independencia

El Defensor Universitario es independiente en estructura, función y actuación dentro de la Universidad.

Neutralidad e imparcialidad

El Defensor Universitario, en virtud de su neutralidad, permanecerá imparcial.

El Defensor Universitario no participará en ninguna situación que pueda crear conflicto de intereses.

Confidencialidad

El Defensor Universitario se comunicará en la más estricta confidencialidad con los miembros de la comunidad universitaria que busquen asistencia y no revelará comunicaciones confidenciales a menos que se le permita hacerlo o que pueda haber riesgo inminente de daños graves.

Ref: http://www.ombudsassociation.org/about-us/code-ethics

El Defensor Universitario actúa de oficio o a instancia de parte. Todos los miembros de la Universitat Internacional Valenciana pueden presentar quejas o peticiones tanto a título individual como colectivo.

Las Funciones del Defensor Universitario de la Universitat Internacional Valenciana se contemplan en el art. 7 de las Normas de Organización y Funcionamiento VIU (enlace):

  • Velar por el respeto de los derechos de los miembros de la comunidad universitaria.
  • Buscar con sus actuaciones la calidad de la Universidad.
  • Recibir, oír y atender las quejas que presenten los miembros de la comunidad universitaria. Podrán solicitar de las distintas instancias y órganos universitarios cuanta información considere oportuna para el esclarecimiento de la denuncia y el cumplimiento de sus funciones. Deberá efectuar la propuesta y resoluciones adecuadas a la solución de los casos sometidos a su conocimiento.

En ningún caso intervendrá el Defensor Universitario en asuntos ajenos al orden académico, o en asuntos en los que se haya interpuesto recurso jurisdiccional, o en procedimiento electorales.

  • Elaborar cuantos informes le sean solicitados o considere oportuno emitir, a instancia de parte interesada o por propia iniciativa.
  • Solicitar al Rector la iniciación de los correspondientes procedimientos administrativos y judiciales.
  • Presentar al Patronato de la Fundación Universidad Internacional de Valencia durante el primer trimestre del curso académico la Memoria correspondiente al curso anterior en la que podrá exponer recomendaciones y sugerencias para la mejora de los servicios universitarios.

Las recomendaciones del Defensor Universitario no tendrán la consideración de actos administrativos ni podrán ser objeto de recurso alguno. Tampoco serán jurídicamente vinculantes y, por sí mismos, no modificarán resoluciones o acuerdos emanados de la Universitat Internacional Valenciana.

Los miembros de la Comunidad Universitaria podrán  ponerse en contacto con el Defensor Universitario por cualquiera de los siguientes medios:

Trámite de la solicitud

  • No se admitirá a trámite una queja o petición si no se han cumplimentado los campos obligatorios del formulario, en particular los relativos    a la identificación y datos de contacto del remitente.
  • Se comunicará al remitente, a través de correo electrónico, la admisión o no de su petición o queja en un plazo de quince días hábiles     a contar a partir del día siguiente a su presentación.
  • En caso de no admitirse la queja o petición se hará constar en la comunicación los motivos que justifican la no admisión.
  • Respetando la confidencialidad necesaria, el Defensor Universitario  emitirá un informe sobre la queja o petición admitida a trámite en un    plazo no superior a tres semanas a contar desde el día siguiente a su presentación.
  • Este informe podrá incluir recomendaciones para mejorar la calidad de la Universidad y será remitido al interesado y a los órganos    afectados.